Tasas de interés sin cambios impulsan a Wall Street

Los indicios de que la Reserva Federal mantendrá las tasas de interés bajas durante varios meses más impulsaron fuertemente el jueves al mercado bursátil neoyorquino, en otra jornada alcista luego de casi ocho días así. Las acciones de energía avanzaron junto con el precio del crudo.

El promedio industrial Dow Jones subió 138,46 puntos, el 0,8%, a 17.050,75, mientras que el índice Standard & Poor's 500 ganó 17,60 unidades, el 0,9%, a 2.013,43. El compuesto Nasdaq avanzó 19,64 puntos, el 0,4%, a 4.810,79.

El S&P 500 ha subido en siete de las últimas ocho sesiones y ahora está por encima de las 2.000 unidades, un hito psicológico, por primera vez desde mediados de agosto.

Las acciones pasaron la mayor parte de la mañana con pocos cambios, pero luego subieron constantemente después de que los inversionistas tuvieron la oportunidad de revisar las minutas de la reunión de políticas de la Fed que se llevó a cabo en septiembre.

En dichos documentos, las autoridades del banco central expresaron su confianza en que la economía de Estados Unidos está mejorando, y mencionaron como ejemplo los avances en el mercado laboral. Sin embargo, les preocupa que la inflación siga estando anormalmente baja, e hicieron notar la caída reciente en los precios de las materias primas, lo cual fue una razón importante para que la Fed no elevara las tasas de interés.

El banco central ha mantenido dichas tasas cercanas a cero por casi siete años. En repetidas ocasiones ha indicado que desea elevarlas, pero se ha abstenido de hacerlo.

"La Reserva Federal está aguardando el momento ideal para elevar las tasas. Pero, para los que viven en el mundo real, sabemos que no existe un momento 'perfecto' para subir las tasas de interés", dijo David Libovitz, estratega global de mercado en JPMorgan Funds.

Scott Clemons, principal estratega de inversiones para la empresa de administración de valores Brown Brothers Harriman, subrayó que los inversionistas ya no esperan que las tasas suban este año, incluso a pesar de que Janet Yelllen, la presidenta de la Fed, ha dicho que probablemente sí serán incrementadas. Clemons añadió que el banco central está "empezando a titubear" a la hora de comunicarle a los inversionistas cuáles son sus planes.

"El mercado ha empezado a concluir que ellos son el chico que gritó que venía el lobo" en lo que respecta a elevar las tasas de interés, señaló.

El precio del petróleo subió el jueves a medida que el dólar se debilitó, lo que hizo que el crudo fuera más atractivo para compradores en el extranjero, y también por los temores de que las acciones militares de Rusia en Siria eleven la amenaza de un mayor conflicto en la región.

Las acciones de compañías enérgicas fueron de las que más subieron el jueves. Marathon Oil ganó 5%, Occidental Petroleum avanzó 3% y Hess Corp. subió 4%.

El petróleo estadounidense de referencia registró un alza de 1,62 dólar, el 3,4%, a 49,43 dólares el barril en Nueva York, mientras que el crudo Brent ganó 1,72 dólar, el 3,4%, a 53,05 el barril en Londres.

El oro perdió 4,40 dólares y se ubicó en 1.144,30 dólares la onza.