Brasil: Nuevo revés para el gobierno de Dilma Rousseff

Los analistas consideran que la capacidad de liderazgo de la presidenta brasileña Dilma Rousseff ha experimentado un serio revés debido a un dictamen de un tribunal federal de auditoría.

Ese organismo determinó que su gobierno violó el año pasado las prácticas contables y las leyes de finanzas al usar ilegalmente fondos de los bancos estatales para rellenar huecos en el presupuesto. El tribunal envió su recomendación al Congreso, el cual utilizará el informe al votar sobre la aprobación o rechazo de las cuentas del gobierno.

"Fue una decisión histórica", dijo Carlos Pereira, un profesor de la importante universidad brasileña Fundacao Getulio Vargas. Pereira agregó que el fallo establece el escenario para una "perfecta tormenta de juicio político".

La oficina de la presidenta indicó en un comunicado que no había sustento legal para rechazar las cuentas del gobierno, pero los analistas señalaron que era improbable que la negación disminuya los problemas que surgen amenazadoramente para Rousseff, cuya popularidad se ha deslomado entre aflicciones económicas y escándalos de corrupción.

"Pienso que ella está en problemas", agregó Pereira. "Si pudiera apostar, apostaría que la presidenta probablemente enfrentará dificultades para mantenerse en el poder".

Según el reporte, Rousseff violó la ley de responsabilidad fiscal al retrasar pagos a bancos propiedad del Estado que adelantaron fondos para pagar programas sociales como seguro de desempleo y proyectos de vivienda de bajo costo.

El hallazgo de la corte no es judicialmente vinculante, pero puede ayudar al Congreso a decidir si Rousseff violó regulaciones fiscales.

Thiago de Aragao, un analista de Arko Advice, firma de consultoría política con sede en Brasilia, dijo que la que la decisión judicial y otros reveses recientes padecidos por el gobierno de Rousseff han facilitado el camino para las fuerzas partidarias del juicio político.

Señaló cómo el Congreso no votó el miércoles sobre si aprueba o rechaza dos vetos de Rousseff a dos iniciativas de ley de gasto. Su gobierno no fue capaz de conseguir un quorum a pesar de la reorganización de gabinete realizada la semana pasada para apuntalar el apoyo hacia ella.

Un día antes, la máxima autoridad electoral de Brasil determinó que existen fundamentos para investigar acusaciones de irregularidades en su campaña de reelección del año pasado.

Funcionarios de la Corte Suprema Electoral dijeron que el tribunal investigará la campaña de reelección de Rousseff para ver si fue financiada con dinero ilegal, incluidas donaciones originadas en el enorme escándalo de sobornos que ha abrumado a la compañía estatal petrolera Petrobras.

La investigación del tribunal electoral fue solicitada por el principal partido de oposición, el Partido Social Demócrata, cuyo líder Aecio Neves perdió la elección presidencial ante Rousseff en octubre del año pasado por un margen escaso.

Si la corte encuentra fondos ilegales en su campaña u otras irregularidades, podría invalidar la elección de Rousseff, así como la del vicepresidente Michel Temer, lo que llevaría a nuevas elecciones.

"Juntos, todos estos elementos han contaminado el ambiente político que rodea a la presidenta y debilitado severamente los esfuerzos para detener el movimiento para realizarle un juicio político", dijo Aragao.