BM: Latinoamérica debe adaptarse ante desaceleración

El presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim dijo el jueves en Lima que América Latina y el Caribe deben adaptarse con reformas claves por considerar que la desaceleración constituye una amenaza para las conquistas sociales de la región.

En una conferencia durante el inicio de las reuniones anuales de los gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Kim afirmó que los países de la región "necesitan incrementar su productividad, un acceso a una educación de calidad y asegurar que el estado sea más eficiente en sus servicios sociales".

Sugirió realizar reformas que aprovechen la apertura al mercado mundial para promover el crecimiento inclusivo.

Comentó que la reciente culminación de las negociaciones del Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) "podría ayudar a impulsar el crecimiento de la región".

El TPP, donde participan México, Chile y Perú con otros nueve países de la Cuenca del Pacífico, busca eliminar barreras comerciales, establece normas laborales y ambientales, y protege la propiedad intelectual de corporaciones multinacionales.

El Banco Mundial dijo la última semana que la expectativa de crecimiento para América Latina y el Caribe en 2015 es de 0% y de 1% para 2016, aunque con un alto grado de incertidumbre.

El organismo también anunció el martes que cuatro años consecutivos de desaceleración económica comienzan a impactar de forma adversa en el empleo y el ingreso de las familias de Latinoamérica, en especial en Brasil y Argentina aunque también en Colombia y México "con menos intensidad".

Luego de 48 años una capital de América Latina y el Caribe es la anfitriona de las reuniones anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. En 1967 lo fue Río de Janeiro.