EEUU: Piden menos subsidios semanales por desempleo

Menos estadounidenses solicitaron el subsidio por desempleo la semana pasada porque los empleadores están reteniendo a su personal pese a una reciente desaceleración en las contrataciones debido a las presiones globales que inciden sobre la economía nacional.

El Departamento de Trabajo informó el jueves que las solicitudes semanales para ayuda por desempleo bajaron en 13.000 a 263.000, cifra ajustada a la temporada. El promedio de cuatro semanas, una cifra más estable, cayó 8,2% durante el año pasado a 267.500.

Las solicitudes equivalen a despidos. Las cifras bajas de dichas solicitudes revelan una mayor confianza entre los empleadores. La caída en las solicitudes semanales ha reducido la cifra total de quienes reciben beneficios. Hay 2,2 millones de estadounidenses que los reciben, casi la cifra más baja desde noviembre del 2000.

Sin embargo la reciente declinación en contrataciones requiere cautela. El crecimiento económico se ha desacelerado en China y está estancado en Europa. Economías emergentes como Brasil y Turquía se resienten y perjudican el interés por las exportaciones petroleras.

Los reveses en el resto del mundo afectaron las contrataciones en septiembre. Los empleadores agregaron solo 142.000 empleos. El crecimiento mensual de empleos promedió apenas 167.000 en el trimestre julio-septiembre, en comparación con 231.000 en abril-junio, informó el gobierno la semana pasada.

Las reclamaciones por desempleo inferiores a 300.000 por semana han equivalido tradicionalmente a una ganancia neta de unos 200.000 empleos.