Netanyahu pide calma ante serie de ataques palestinos

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu buscó el jueves calmar a los israelíes luego de una serie de ataques palestinos a puñaladas que se interna más en el territorio y ha provocado varios enfrentamientos en Cisjordania. Además, el premier prometió combatir la creciente ola de violencia sin alejar a sus aliados internacionales.

Netanyahu ha sido objeto de varias críticas por parte de los conservadores de su coalición en el poder, así como por legisladores de oposición, al no poner fin al incremento de violencia que empezó hace algunas semanas debido a las tensiones en torno a un sitio sagrado tanto para musulmanes como judíos en Jerusalén.

El descontento comenzó con enfrentamientos entre manifestantes palestinos y la policía de Israel al interior del complejo en la cima de la montaña de Jerusalén. Pero en los días recientes, la violencia se ha intensificado y una serie de ataques palestinos, llevados a cabo especialmente por jóvenes sin vínculos conocidos con grupos armados, ha sorprendido a los israelíes y ha generado temor de un nuevo levantamiento.

"Los israelíes están actuando con valor, coraje, compostura y determinación para neutralizar y matar a los terroristas en el acto", dijo Netanyahu en una conferencia de prensa junto a sus principales funcionarios de Defensa. "Con persistencia y una determinación sistemática demostraremos que el terror no da frutos".

Los israelíes de todo el país han observado con cautela en los últimos días mientras la ola de violencia se esparce más allá de Jerusalén y Cisjordania hacia el resto del territorio. La violencia continuó el jueves con cuatro ataques a puñaladas en Jerusalén, Cisjordania, Tel Aviv y el norte del país, donde varios israelíes resultaron heridos.

En el incidente de Tel Aviv, un palestino apuñaló a cuatro israelíes con un desarmador antes de que un soldado lo matara a tiros.

En tanto, los manifestantes palestinos tuvieron enfrentamientos con las fuerzas del orden de Israel en varias locaciones de Cisjordania y el este de Jerusalén, en donde murió un joven de 20 años en el tiroteo, según un funcionario de un hospital palestino y varios testigos.

Cuatro israelíes han muerto en ataques durante la última semana. Siete palestinos, incluyendo los cuatro supuestos atacantes, han sido asesinados durante los levantamientos. Más de 130 palestinos han resultado heridos en las manifestaciones y enfrentamientos a lo largo de Cisjordania y el este de Jerusalén.

En una medida tomada para aliviar tensiones, Netanyahu prohibió a los ministros de su gabinete y a los legisladores el ingreso al punto de conflicto en Jerusalén ante el temor que un visitante prominente pudiera incrementar las tensiones.

La determinación parece colocar a Netanyahu en un enfrentamiento directo con los conservadores de su gobierno, que han presionado para que se tomen medidas más severas contra la violencia y se expandan los asentamientos en Cisjordania como respuesta a la violencia.

Netanyahu señaló el jueves que su enfoque está en combatir la violencia y no quería molestar a los aliados internacionales, quienes se oponen a la construcción de asentamientos, en un momento en el que Israel necesita de apoyo internacional por medidas de seguridad.

____

El periodista de The Associated Press Mohammed Daraghmeh en Ramallah, Cisjordania, contribuyó con este despacho.