Sindicato rechaza contrato tentativo con Fiat Chrysler

Miembros del sindicato United Auto Workers (Trabajadores Automotrices Unidos) rechazaron una propuesta de contrato con Fiat Chrysler, recriminando a líderes de la organización que habían elogiado el acuerdo.

No se proporcionó la votación oficial total pero trabajadores de muchas fábricas grandes votaron en contra del pacto por grandes márgenes, haciendo imposible la aprobación.

La tarde del miércoles, miembros en la última planta en que se votó, en Belvidere, Illinois, rechazaron el contrato. El sitio en internet del sindicato local señaló que 65% de los 2.980 trabajadores que votaron lo hicieron en contra. Miembros en ensambladoras grandes en Toledo, Ohio, y Sterling Heights, Michigan, también rechazaron el acuerdo tentativo durante una votación realizada el martes. Sólo un puñado de sindicatos locales votaron a favor.

Un vocero el sindicato UAW indicó que los resultados finales serían publicados el jueves.

Líderes del UAW convocaron a presidentes locales y negociadores a una reunión en Detroit el jueves para decidir el siguiente movimiento. Cuarenta mil trabajadores sindicalizados de Fiat Chrysler podrían ir a la huelga, continuar negociando con la compañía o enfocarse en General Motors o Ford. Trabajadores sindicalizados de las tres compañías han permanecido en su empleo bajo extensiones contractuales desde el 14 de septiembre.

Una vocera de Fiat Chrysler se negó a comentar sobre el asunto la noche del miércoles.

El sindicato llegó a un acuerdo tentativo con la compañía hace dos semanas que incluye aumento salarial, la posibilidad mayor participación de utilidades y un bono de 3.000 dólares por firmar. Pero algunos miembros se opusieron porque los incrementos no ponen fin a una estructura salarial de dos niveles por la cual los trabajadores contratados después de 2007 ganan menos que los empleados con mayor antigüedad. El contrato además permite a la compañía cambiar parte de la producción de automóviles a México, donde el salario es menor, reemplazándola con nuevos camiones y camionetas todo terreno que tienen mayor precio de venta para cubrir salarios más altos en Estados Unidos.

Trabajadores dijeron que votaron "no" porque el acuerdo no proporcionaba a trabajadores de menor nivel un camino para alcanzar el salario máximo de 28,50 dólares por hora. Agregaron que además el contrato no pone límite a la cifra de trabajadores de segundo nivel. El sindicato UAW aceptó en 2007 permitir un salario menor a trabajadores de nivel básico cuando los fabricantes automotrices de Detroit estaban pasando por dificultades financieras. Aproximadamente 45% de los trabajadores de Fiat Chrysler reciben salario mínimo, mientras que GM y Ford no pueden pasar de 20 a 25%.