Miembro de milicia antiinmigrante condenado por disparar

El integrante de una milicia que patrulla la frontera entre México y Estados Unidos buscando inmigrantes que cruzan sin autorización fue condenado por un juez federal por cargos de posesión de armas de fuego luego de que se descubriera que en su cuarto de un motel tenía armas y miles de cartuchos tras un tiroteo sin intención con un agente de la Policía Fronteriza.

Kevin Lyndel Massey fue hallado culpable el miércoles de cuatro cargos por posesión de armas por un criminal. El hombre está detenido hasta su sentencia, que se emitirá el 4 de enero y que podrían resultar en una condena de 10 años de cárcel por cada acusación.

El arresto de Massey fue provocado por un incidente ocurrido en agosto de 2014, cuando un agente de la Policía Fronteriza perseguía a un grupo de inmigrantes cerca de la frontera entre México y Texas le disparó varias veces a un hombre armado con un fusil. El hombre fue identificado posteriormente como integrante de una milicia que trataba de ubicar a inmigrantes pero no sufrió heridas.