Indemnización por quemadura de cigarrillo electrónico

Una mujer en California que sufrió severas quemaduras cuando le explotó un cigarrillo electrónico recibirá una indemnización de casi dos millones de dólares por decisión de un jurado en el caso de una demanda de responsabilidad del producto, dijo el abogado de la afectada.

Jennifer Ries, de Corona, se dirigía al aeropuerto en marzo de 2013 cuando conectó el cargador de su cigarrillo electrónico VapCigs, pero el dispositivo arrojó metal candente que le encendió el vestido, afirmó el abogado Gregory Bentley.

El esposo de la mujer, Xavier Ries, le lanzó café helado para extinguir las flamas, pero quedó con cicatrices de por vida debido a las quemadoras de segundo grado que sufrió en glúteos, muslos y una mano, según la demanda.

La pareja perdió su vuelo a Brasil, donde tenían planeado ayudar en la construcción de un centro comunitario para niños en los barrios pobres de Río de Janeiro, y Jennifer Ries terminó en una instalación de atención urgente y una clínica para personas quemadas al día siguiente.

Después de un juicio de seis días, el jurado de una Corte Superior de Riverside concedió una indemnización de 1,9 millones de dólares a Jennifer Ries en la demanda contra VapCigs, que distribuye los cigarrillos electrónicos y el cargador de fabricación china, el mayorista Cartons 2 Go y el minorista Tobacco Expo, dijo Bentley.

Los abogados de los acusados no respondieron de inmediato a los mensajes para que hicieran declaraciones sobre el particular.

"Quien vaya a colocar un producto en el mercado debe garantizar que es seguro para el consumidor", declaró Bentley. "Si no lo es, uno está en peligro".

Después del incidente, Ries dejó de utilizar el dispositivo vaporizador, Joe Marchelewski, portavoz del despacho de Bentley.