Un súbito cambio de dirección por parte del Departamento de Estado ha impedido que miles de inmigrantes altamente calificados no puedan solicitar su residencia permanente el jueves como estaba programado, a pesar de que muchos de ellos ya habían pagado caras tarifas jurídicas y médicas para tener lista su solicitud, según una nueva demanda.

Los inmigrantes afectados provienen en su mayoría de India y China, y muchos tienen grados de educación avanzados y trabajan en compañías tecnológicas de alto nivel o empresas médicas.

Ellos señalan que cada uno ha gastado miles de dólares --al menos 2.000 millones de dólares en total-- y que el gobierno además los ha afectado emocionalmente, obligándolos a cancelar viajes, a no asistir a bodas y funerales, y a tener que ausentarse algunos días en el trabajo, y todo por nada.

El Departamento de Estado emitió el 9 de septiembre un boletín detallando qué categorías de personas que viven en Estados Unidos podrían presentar el jueves su documentación final para la obtención de la llamada tarjeta verde. La medida fue en respuesta a una orden ejecutiva del año pasado del presidente Barack Obama buscando mejorar y simplificar el sistema de inmigración del país.

El boletín emocionó a muchos trabajadores que están aquí por solicitudes de visas de trabajo, ya que se esperaba que ayudaría a resolver un rezago de un año en la atención de solicitudes de inmigrantes de China e India. Muchos comenzaron inmediatamente a prepararse para presentar su solicitud poniendo su documentación en orden, pagando abogados y obteniendo los exámenes médicos y vacunas requeridos.

Pero el 25 de septiembre, el gobierno modificó el anuncio sin explicación alguna, recortando severamente las categorías que podían presentar solicitud. El Departamento de Estado no indicó cuándo podrían presentar solicitud quienes fueron excluidos.

Shashi Singh Rai, de 32 años y residente de Gurnee, Illinois, dijo que su esposo, un ingeniero de sistemas en una compañía farmacéutica, ha tenido que posponer la obtención de su maestría en administración de empresas durante los últimos cinco años y ha tenido que rechazar ascensos mientras espera se le otorgue la tarjeta verde, debido a que su petición de visa es específica de un trabajo concreto, señaló.

___

Johnson se encuentra en Twitter como https://twitter.com/GeneAPseattle