UBS Puerto Rico aceptó crear un fondo de 15 millones de dólares para inversores a los que atrajo con engaños suscribir a fondos de inversión con dinero tomado en préstamo.

La Comisión de Valores y Cambio estadounidense acusó al banco de no supervisar al agente implicado. El agente y un exgerente de sucursal también están acusados en el caso.

La acusación dice que el agente ganó al menos 2,8 millones de dólares en comisiones al convencer a sus clientes que usaran fondos tomados en préstamo del banco UBS de Estados Unidos para suscribirse a fondos de inversión que habían realizado grandes inversiones en bonos municipales de Puerto Rico.

La comisión dijo en un comunicado el martes que el banco aceptó pagar una multa de 7,5 millones de dólares y restituir 11 millones de dólares más intereses a más de 150 inversores bajo una demanda de la Autoridad Regulatoria de la Industria Financiera.