Un residente de Ohio dijo no tener idea de que una pintura del siglo XVIII que tuvo en su hogar durante más de 20 años hubiese sido robada por los nazis a un museo polaco durante la Segunda Guerra Mundial.

John Bobb, de Westerville, se enteró de la situación cuando la oficina del FBI en Cincinnati lo llamó en julio.

Bobb pensó que la pintura era solo un buen ejemplo del arte barroco, uno de sus períodos favoritos. Lo había comprado a la familia de un soldado estadounidense en 1990 y dijo que su investigación sobre el cuadro llegó a un punto muerto.

El "Retrato de un joven" de Krzysztof Lubieniecki fue robado del Museo Nacional de Varsovia en 1944 y será devuelto a las autoridades polacas.

La esposa de Bobb, Janis, dice que han disfrutado del cuadro pero creen que pertenece al museo polaco.