Una fuerte demanda interna ayudó a que la economía española creciera 0,8% en el tercer trimestre, informó el Banco de España el miércoles.

Aunque fue el noveno trimestre consecutivo que registró crecimiento, éste fue levemente inferior al del 1% del trimestre anterior, el mejor desde que comenzó la crisis económica española en 2007.

El banco dijo que el crecimiento del tercer trimestre fue de 3,4% comparado con igual período del año anterior.

El gobierno espera un crecimiento de 3,3% en el año.

Golpeada por la crisis financiera global, España salió de una doble recesión a fines de 2013. La tasa de desempleo sigue siendo de 22,4%, la segunda más alta en la Unión Europea después de Grecia.

Las cifras del banco son estimativas. Las oficiales, del Instituto Nacional de Estadística, deben aparecer el 30 de octubre.