La búsqueda de la antigua reina de Egipto Nefertiti en una cámara presuntamente secreta en la tumba de Tutankamón recuperó fuerza el martes cuando el ministro de Antigüedades de Egipto señaló que ahora está más convencido de que la tumba de la reina podría estar oculta detrás de la del faraón.

Durante un recorrido por las tumbas de Tutankamón y otros faraones en el famoso Valle de los Reyes con el egiptólogo británico Nicholas Reeves, el ministro Mamdouh el-Damaty dijo que ahora cree que el mausoleo de 3.300 años de antigüedad de Tutankamón probablemente contiene al menos una cámara secreta.

Reeves piensa que Tutankamón, quien murió a los 19 años y es conocido popularmente como el rey Tut, pudo haber sido trasladado a una cámara exterior de la que originalmente era la tumba de Nefertiti.

"Yo coincido con él en que probablemente exista algo detrás de estos muros", señaló el-Damaty. Pero subrayó que en caso de que alguien esté enterrado ahí probablemente sería Kia, a quien muchos egiptólogos consideran la madre de Tutankamón.

Imágenes de alta resolución de la tumba del rey Tut "revelaron varios rasgos muy interesantes que no lucen naturales, rasgos como líneas mucho muy rectas que se encuentran a 90 grados del piso, colocadas como si correspondieran a otros distintivos dentro de la tumba", señaló Reeves durante el recorrido.

Tales rasgos serían muy difíciles de detectar a simple vista, agregó.

Reeves dijo que los muros podrían tener dos senderos inexplorados, uno de ellos quizá lleve a la tumba de Nefertiti. También argumentó que el diseño de la cámara funeraria sugiere que fue construida para una reina y no para un rey.

El-Damaty añadió que buscará la aprobación para una inspección con radar de la tumba.

Nefertiti, famosa por su belleza y quien fue retratada en un famoso busto de 3.300 años de antigüedad, fue la Esposa Real del faraón Akenatón, que trató infructuosamente de transformar Egipto a una forma inicial de monoteísmo. Akenatón fue sucedido por un supuesto faraón Semenejkara, a quien sucedió posteriormente Tutankamón, considerado por muchos historiadores hijo de Akenatón.

Reeves cree que Semenejkara en realidad era Nefertiti.

"Nefertiti desapareció... de acuerdo con las más recientes inscripciones apenas encontradas", dijo Reeves. "Yo pienso que Nefertiti no desapareció, sino que ella simplemente se cambió el nombre".

El hallazgo en 1922 de la tumba de Tutankamón llena de objetos, entre ellos la famosa máscara funeraria de oro, le dieron fama a nivel mundial e impulsó el interés en esa era, conocida como el Periodo amarniense.

El ministro de Turismo, Hesham Zazou, dijo que espera que el nuevo hallazgo reviva el turismo en los sitios del antiguo Egipto. El turismo en las playas del Mar Rojo se ha recuperado después de años de inestabilidad tras el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak en 2011, señaló Zazou, pero en el resto del país el "turismo sufre enormemente".