Existe una opción militar para derrocar al presidente sirio Bashar Assad en caso de que las negociaciones políticas no deriven en su salida, aseveró el martes el ministro del exterior de Arabia Saudí Adel Al-Jubeir.

El funcionario dijo a un pequeño grupo de reporteros que la opción militar podría ser más larga y destructiva, pero que la decisión está en manos de Assad y en si elige el camino de la negociación política acordado por naciones clave en 2012. Dicho pacto refiere que entregaría el poder a un gobierno de transición.

Al-Jubeir no dijo lo que Arabia Saudí y Occidente, que se oponen al régimen de Assad, harían o dejarían de hacer para contrarrestar la nueva presencia militar de Rusia en Siria. "No hablamos sobre eso", subrayó.

Pero Al-Jubeir dijo que el Ejército Libre Sirio y moderadas fuerzas de oposición en contra de Assad han recibido apoyo de varios países y que eso "se intensificará".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que está dispuesto a hablar con Rusia e Irán sobre maneras de poner fin al conflicto en Siria, que está en su quinto año y que ha dejado más de 250.000 muertos y millones más de desplazados. Rusia y Turquía han propuesto una reunión en la que estarían presentes Estados Unidos, Rusia, Arabia Saudí, Irán y Turquía. Estados Unidos insiste en que Assad deje el poder.

Al-Jubeir dijo que Arabia Saudí no se ha negado a una reunión con los iraníes. Pero dijo que Irán "es una fuerza de ocupación en Siria" y no puede ser parte de la solución hasta que retire sus tropas de Siria, así como a los combatientes del Hezbollah y otras milicias chiíes que han ido al país para respaldar el régimen de Assad.

El ministro saudí dijo que las bases políticas sentadas en el acuerdo de Ginebra de 2012 incluyen un consejo gobernante compuesto de elementos de la administración actual y de la oposición, que asumiría el poder ejecutivo, dejando de lado a Assad, para trabajar en la restauración de las instituciones gubernamentales, la creación de una nueva constitución y la organización y realización de elecciones para un nuevo gobierno.