La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos anunció el martes nuevos estándares para reducir la contaminación del aire por parte de refinerías de petróleo al obligar a operadores a adoptar tecnología nueva que monitorea mejor y controla las emisiones.

Los estándares exigen por primera vez que las refinerías instalen monitores de aire a lo largo de "líneas de cercas" donde la contaminación ingresa a comunidades vecinas. Los monitores medirán niveles de benceno y otros contaminantes peligrosos. Se exigirán medidas correctivas si los niveles exceden límites establecidos.

Gina McCarthy, administradora de la EPA, dijo que los lineamientos protegerían la salud de más de seis millones de personas que viven a 5 kilómetros (tres millas) de una refinería. Los estándares servirán como una especie de "vigilancia de barrio para contaminantes tóxicos" cerca de las 140 refinerías de petróleo de la nación, incluidas decenas a lo largo de las costas de Texas, Louisiana, Mississippi y Alabama, señaló McCarthy. Existen además refinerías ubicadas cerca de ciudades grandes como Los Ángeles, Filadelfia, Nueva York y Chicago.

McCarthy calificó los nuevos estándares como una demostración del compromiso del gobierno del presidente Barack Obama a la "justicia ambiental", señalando que mucha gente que vive cerca de refinerías es pobre, incluido un gran porcentaje que son miembros de grupos de minorías.

El anuncio del largamente aplazado reglamento para refinerías llega en momentos en que la EPA se preparaba para establecer nuevos límites a la contaminación por smog vinculada a asma y enfermedades respiratorias.

Enfrentando una fecha límite impuesta por un tribunal, se prevé que la EPA actúe para el jueves para establecer un nuevo estándar sobre ozono. Se espera que funcionarios establezcan un límite de 70 partes por 1.000 millones o menos en la atmósfera, abajo del estándar existente de 75.

Una funcionaria de alto rango de la EPA dijo el martes que el actual límite de ozono "no es adecuado para proteger la salud pública".

Janet McCabe, principal reguladora de calidad del aire de la EPA, dijo al Congreso que se requiere un nuevo estándar más estricto para reducir la peligrosa contaminación por ozono y prevenir miles de ataques de asma, visitas a salas de emergencia e incluso muertes prematuras.

___

Matthew Daly está en Twitter como: http://twitter.com/MatthewDalyWDC