Responsables médicos yemeníes elevaron el martes a 131 la cifra de muertos por los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí, que alcanzaron un lugar donde se celebraba una boda en la provincia de Taiz, el peor incidente desde el inicio de la guerra civil. Entre los muertos hay al menos 80 mujeres, según los responsables.

La ONU, entretanto, informó que al menos 2.355 civiles han fallecido por los enfrentamientos desde marzo, cuando la coalición comenzó a lanzar ataques contra los rebeldes chiíes hutíes y unidades aliadas armadas que controlan la capital y están en guerra contra el gobierno reconocido internacionalmente y también con separatistas en el sur, milicias locales y extremistas suníes.

Las fuentes, que trabajan en la provincia y son neutrales en el conflicto que divide a Yemen, hablaron el martes bajo condición de anonimato porque no están autorizadas a hablar con la prensa. Hassan Boucenine, de la organización Médicos Sin Fronteras, con sede en Ginebra, dijo que se trató el incidente más letal desde que comenzó el conflicto.

La coalición que dirige Arabia Saudí --y que Estados Unidos respalda-- contra los rebeldes chiíes al parecer atacó por error una boda en al-Wahga, un pueblo cerca del estratégico estrecho de Bab al-Mandab, dijeron autoridades de seguridad yemeníes.

"Bombardearon una boda donde sólo había civiles y la mayoría murieron porque el hospital de Mokha estaba cerrado debido a la falta de suministros: no hay medicamentos, combustible, electricidad, nada, por eso el personal se fue", agregó Boucenine.

Agregó que no había fuerte presencia militar cerca de donde ocurrió el ataque.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, condenó los bombardeos y pidió a todas las partes implicadas en el conflicto "de dentro y fuera del país, a detener de inmediato las actividades militares".

La oficina del responsable de Derechos Humanos de Naciones Unidas afirmó el martes que 151 civiles habían muerto en combates en Yemen durante dos semanas en septiembre, lo que elevaba la cifra de civiles muertos a 2.355 en los últimos seis meses.

La oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos citó a ambas partes del conflicto, incluida la coalición saudí que respalda al gobierno yemení y a los rebeldes chiíes conocidos como hutíes, así como otras fuentes. El portavoz de la oficina, Rupert Colville, aludió a los ataques aéreos de la coalición y al bombardeo "indiscriminado" en zonas residenciales.

El recuento de la agencia es del 24 de septiembre y no incluye las bajas producidas por el aparente bombardeo que alcanzó a la boda en Taiz.