Una de las celebraciones que han esperado los Cardenales durante todo el año está más próxima que nunca. Pero un golpe escalofriante les recordó el lunes lo traicionero que puede resultar el camino hacia otras conquistas.

San Luis se acercó a la obtención de su tercer título consecutivo en la División Central de la Liga Nacional, al vencer 3-0 a los Piratas de Pittsburgh. Pero el triunfo fue opacado por una dura colisión entre los jardineros Stephen Piscotty y Peter Bourjos en el séptimo inning.

Piscotty debió ser hospitalizado. Al igual que Bourjos, perseguía un elevado de Josh Harrison entre el jardín izquierdo y el central.

La rodilla izquierda de Bourjos impactó la cabeza de Piscotty, quien se había zambullido en busca de la pelota. Bourjos atrapó la esférica, pero su compañero novato quedó inmóvil en el césped del PNC Park. En camilla y con una hemorragia en la cabeza, Piscotty fue retirado del parque, aunque alcanzó a levantar una mano antes de que se lo llevaran por un túnel, a bordo de un carrito.

Los Cardenales informaron que los análisis descartaron una lesión grave, pero el pelotero permanecería toda la noche bajo observación en la clínica.

"Esto pone en perspectiva muchas cosas", dijo Bourjos. "En ese momento, el juego no me parecía lo más importante. Sólo quería estar seguro de que Stephen se encontraba bien".

Matt Carpenter anotó a carrera de la ventaja definitiva en el noveno inning, cuando un par de jardineros de Pittsburgh se enredaron tras un sencillo de Jon Jay y Mark Reynolds siguió con un jonrón de dos carreras para llevar a los Cardenales a la victoria.

Los Cardenales redujeron a dos la cifra mágica para conquistar el título divisional, al castigar al cerrador de Pittsburgh Mark Melancon (3-2).

Carpenter dio un sencillo con un out y anotó desde primera cuando el jardinero derecho Gregory Polanco midió mal la trayectoria del hit de Jay, y el jardinero central Andrew McCutchen no supo recuperar limpiamente la pelota.

Acto seguido, Reynolds sacudió su 12do jonrón de la campaña para darle margen de maniobra al cerrador Trevor Rosenthal, quien se apuntó su 48vo rescate. Jonathan Broxton (4-5) se acreditó la victoria.

Pittsburgh, que ya aseguró un boleto de wild-card, dejó a 16 corredores esperando remolque y se rezagó cuatro juegos detrás de los Cardenales con cinco por disputar.

En otros encuentros disputados el lunes:

--Con un jonrón del dominicano Edwin Encarnación, los Azulejos de Toronto dieron otro paso hacia la conquista del título del Este de la Liga Americana, tras superar por 4-3 a los Orioles de Baltimore. Merced a su quinta victoria consecutiva y a la derrota de los Yanquis de Nueva York, por 5-1 ante los Medias Rojas de Boston, Toronto ha colocado en dos su "número mágico" de juegos para asegurar la corona divisional. El venezolano Eduardo Rodríguez llegó a 10 triunfos por Boston.

--Los Astros de Houston superaron 3-2 a los Marineros de Seattle, para acercarse a juego y medio de los Rangers de Texas, líderes de la División Oeste de la Americana, que cayeron por 7-4 ante los Tigres de Detroit.

--Asimismo, los Mellizos de Minnesota se impusieron 4-2 a los Indios de Cleveland, en un duelo crucial para las aspiraciones de ambos clubes por avanzar a los playoffs con el boleto de comodín. Minnesota se mantuvo un juego y medio detrás de los Astros en esa puja. Cleveland se rezagó a cinco juegos de Houston.