Un juez federal sancionó a la Patrulla Fronteriza por destruir evidencia que debía conservar durante una demanda civil en curso interpuesta en Arizona.

El juez federal de distrito David C. Bury emitió las sanciones el lunes en una demanda que fue entablada en junio por una coalición de grupos activistas en representación de tres inmigrantes que dijeron que el Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza frecuentemente mantiene a inmigrantes en celdas sucias y extremadamente frías durante períodos extensos.

"La corte concluye que la destrucción de grabaciones de video realizadas antes de la orden de esta corte del 14 de agosto de 2015 fue, en el mejor de los casos, negligente y ciertamente deliberada. Los acusados no dieron una explicación de la razón por la que, en respuesta a notificaciones de los demandantes respecto al litigio, los acusados no emprendieron los esfuerzos iniciados en respuesta a la orden de la corte del 14 de agosto", escribió el juez Bury.

La Patrulla Fronteriza tendrá ahora que presentar todas las grabaciones de video existentes de las estaciones del Sector Tucson del 10 de junio al momento actual en un plazo de dos semanas, según las sanciones emitidas.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés), de la cual depende la Patrulla Fronteriza, no ha respondido llamadas de The Associated Press buscando su comentario, pero normalmente no comenta sobre litigios en curso. Ha señalado que sus instalaciones están diseñadas para ser de estancia corta y que los agentes realizan todos los esfuerzos para asegurar que los inmigrantes reciban alimento, agua y atención médica.

La demanda fue presentada en junio. En agosto, el juez Bury emitió una orden que requería a la Patrulla Fronteriza que permitiera a abogados acceso a cuatro de las ocho estaciones del Sector Tucson para que fueran inspeccionadas. Ordenó además que la Patrulla Fronteriza conservara y no destruyera videograbaciones de vigilancia de áreas de detención de inmigrantes.

Pero varias de las estaciones no están equipadas para realizar eso, y actualizar el equipo de grabación de video ha sido costoso, dijo la Patrulla Fronteriza.

La agencia señaló que tomó medidas de emergencia para agregar almacenamiento electrónico temporal para la preservación de grabación de video para un ciclo de 15 días a un costo de aproximadamente 10.000 dólares. No obstante, tres estaciones tienen dispositivos de almacenamiento que no funcionan o no graban video en absoluto.

"La Patrulla Fronteriza ha realizado y continúa realizando avances significativos para implementar la mejora de emergencia. Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos, asuntos técnicos y las limitaciones de la infraestructura digital existente en el Sector Tucson ha presentado retos en los que continúa trabajando la Patrulla Fronteriza para superar...", escribió el abogado de la agencia en una notificación a la corte.