Policías y militares desmantelaron un grupo dedicado al robo y comercio ilegal de combustible en dos estados del noreste del país, en una acción en la que fueron detenidas ocho personas, informaron el lunes autoridades.

La Comisión Nacional de Seguridad dijo en un comunicado que se registraron cinco domicilios en tres localidades del estado de Nuevo León --Pesquería, Cadereyta de Jiménez y Monterrey-- y en una del vecino estado de Tamaulipas --Reynosa_, en los que fueron asegurados en total 157.000 litros de hidrocarburos, con valor de un millón de pesos, y 170 camiones.

"El grupo delictivo presumiblemente utilizaba autotanques con capacidad promedio de 30.000 litros, los cuales estaban balizados con diversas razones sociales, así como camiones tipo caja seca, los cuales tenían un tanque oculto, sin razón social", añade la nota.

Además del combustible y los camiones se incautaron 16 vehículos --entre ellos seis de lujo_, tres armas largas, cuatro armas cortas, 21 cargadores, 601 cartuchos útiles, así como diversos envoltorios, bolsas de plástico y recipientes con cocaína y marihuana.

Grupos del crimen organizado llevan años dedicándose al robo sistemático de hidrocarburos en México.