Un juez inició un proceso penal por delincuencia organizada contra Gildardo López Astudillo, alias "Gil", la persona a la que el gobierno de México acusa de ser el supuesto autor material de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, informó el lunes poder judicial.

Renato Sales, comisionado nacional de Seguridad, confirmó el 17 de septiembre la detención de Lopez Astudillo, de 36 años, en Taxco, una localidad turística vecina a Iguala, que dijo que era miembro del cártel Guerreros Unidos y le consideró el autor material de las desapariciones.

La versión oficial del gobierno mexicano sostiene que policías locales detuvieron de manera ilegal a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa la noche del 26 de septiembre de 2014 y se los entregaron al cártel, que los trasladó al basurero de Cocula, una localidad vecina, donde los ejecutó y los quemó. Después introdujo los restos en bolsas de plástico y los lanzó a un río vecino.

Esta versión, sustentada básicamente por los testimonios de algunos detenidos, fue rebatida por peritajes realizados por un grupo de expertos internacionales que consideraron imposible que se incinerara a los 43 jóvenes en el basurero.

El gobierno confía, no obstante, que la declaración de López Astudillo pueda ayudar a esclarecer el tema.