En tres años Colombia contribuirá a las fuerzas de la paz de Naciones Unidas con tres batallones de hasta 5.000 hombres, aprovechando los avances en el proceso de paz, que permitirán mayor disponibilidad de militares y policías para esa labor, dijo el lunes presidente Juan Manuel Santos.

El mandatario colombiano señaló durante una cumbre sobre operaciones de mantenimiento de paz en la sede de Naciones Unidas, en Nueva York, que Colombia ha tenido una exitosa experiencia en la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico y que el país está dispuesto a compartirla con el mundo.

"Colombia tiene experiencias valiosas para compartir en esos frentes", indicó.

Santos dijo que el proceso de contribución de su país a los cascos azules de Naciones Unidas será gradual: primero con 58 policías y 12 militares; en el segundo año con 500 hombres, como contingente militar, y a partir del tercer año con hasta 5.000 hombres.

El mandatario dijo que la contribución tendrá en cuenta los "avances en el proceso de paz que adelantamos en Colombia, para poner fin al único y más largo conflicto armado de todo el hemisferio occidental".

Desde fines de 2012 el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) negocian en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes. La semana pasada Santos y las FARC anunciaron un acuerdo trascendental que prepara el terreno para poner fin al conflicto. Se trata del punto de las víctimas, que incluía la justicia transicional o la forma en que los rebeldes -si se firma un acuerdo de paz- pagarán por sus delitos.