El precandidato presidencial republicano Ben Carson dijo el lunes a seguidores del serial automovilístico NASCAR que deberían seguir ondeando la bandera confederada, siempre que sea en propiedad privada. Habló así al recibir apoyo informal del legendario piloto Richard Petty.

El apoyo de Petty marca un paso significativo para Carson, el único afroestadounidense en el nutrido campo de aspirantes a la nominación del Partido Republicano para la contienda presidencial de 2016, en momentos en que maneja asuntos políticos delicados en una región que podría ser crucial en la elección del próximo candidato presidencial republicano.

El piloto retirado de NASCAR apareció con el neurocirujano retirado en un campamento para niños discapacitados establecido por la fundación de Petty. Aunque evitó otorgar su apoyo formal, Petty dejó poca duda respecto a la significación de su aparición en el acto de campaña.

"Esperamos que él apoye el campamento, no estamos necesariamente apoyándolo a él, pero lo estamos, ¿entienden lo que quiero decir?", dijo Petty en una breve entrevista con The Associated Press, vestido con su característico sombrero vaquero y sus gafas para sol. Más tarde posó para fotografías a bordo del autobús de campaña de Carson.

"Él es muy humano", dijo Petty cuando se le preguntó qué le agradaba de Carson. "Ese es uno de sus puntos fuertes en lo que a mí concierne".

Formal o no, el apoyo de Petty otorga a Carson algo de credibilidad en North Carolina y en una zona más amplia de estados sureños que tendrán una participación crucial en las elecciones primarias republicanas. Está previsto que Alabama, Arkansas, Georgia, Oklahoma, Texas, Kentucky, Louisiana y Virginia voten las primarias republicanas en la primera semana de marzo.

Carson ha viajado bastante por el país en años recientes, pero de alguna manera el nativo de Detroit aún está aprendiendo respecto al sur.

El precandidato fue cauto cuando se le pidió que opinara sobre comentarios recientes de Petty referentes a la bandera confederada, un símbolo de esclavitud para muchos afroestadounidenses y de orgullo para blancos del sur. La bandera es ondeada frecuentemente de manera destacada en todo el país por aficionados de NASCAR antes y después de las carreras. Petty dijo hace poco que el debate sobre la bandera era "un capricho pasajero".

Carson dijo a la AP que los aficionados de NASCAR deberían continuar ondeando la bandera "si se trata de una propiedad privada y es eso lo que quieren hacer".

Admitió además que la bandera sigue siendo "un símbolo de odio" para mucha gente negra y es comparada con la suástica nazi.