La batalla por la Copa Ryder comenzó el lunes con un diálogo amistoso entre los capitanes de los equipos rivales en un rascacielos de Minneapolis, a media hora de las canchas suburbanas donde se disputará el trofeo a esta altura del año próximo.

Los capitanes de Europa, Darren Clarke, y Estados Unidos, Davis Love III, se reunieron en un desayuno para iniciar la cuenta regresiva. Fueron recibidos por el gobernador de Minnesota, Mark Dayton, y otros funcionarios entusiasmados por la exposición que brinda el torneo y que consideran la posibilidad de usar fondos del estado para solventar algunos gastos.

La Copa Ryder se jugará del 30 de septiembre al 2 de octubre en el Hazeltine National Golf Club en el suburbio de Chaska.

Los equipos de 12 jugadores no serán decididos hasta un mes antes de la competencia, pero los dos tienen algunas de las principales figuras del golf: Jordan Spieth, de Estados Unidos, y el norirlandés Rory McIlroy han ganado cuatro de los últimos seis torneos grandes.

Europa defiende su título y ha dominado la Ryder en los últimos 30 años, ya que solo perdió cuatro veces desde 1985.

Love volvió como capitán este año.