Marte parece tener corrientes de agua salada en su superficie, por lo menos durante el verano, informaron científicos el lunes, un hallazgo que podría tener implicaciones muy importantes sobre la posibilidad de vida en el planeta rojo.

"Esto indica que podría haber vida en la actualidad en Marte", dijo el jefe científico de la misión de la NASA John Grunsfeld en una conferencia de prensa.

Un grupo de científicos confirmó en 2008 la existencia de agua congelada en Marte, pero las últimas observaciones de un instrumento a bordo de una sonda de la NASA apoyan fuertemente la vieja teoría de que hay agua salada fluyendo por ciertas laderas marcianas cada verano.

"Marte no es el planeta árido que pensábamos en el pasado", dijo Jim Green, director de ciencia planetaria de la NASA. "Bajo ciertas circunstancias se ha encontrado agua en su estado líquido en Marte".

Los arroyos, si son lo que parecen ya que la evidencia de su existencia es indirecta, tienen un ancho de entre 3,5 y 4,5 metros y son de unos 90 metros de largo (12 a 15 pies por 300 pies) o más, dijeron los científicos.

"Lo que tenemos es tierra mojada, capas delgadas de tierra mojada, no agua", dijo Alfred McEwen de la Universidad de Arizona campus Tucson, el principal científico del experimento de imágenes en alta resolución del aparato Mars Reconnaissance Orbiter.

Debido a que el agua en su estado líquido es esencial para la vida, el hallazgo podría tener grandes implicaciones para la existencia de seres vivos en Marte. Un grupo de investigadores dijo en la revista Nature Geoscience que se justificaría hacer exploraciones adicionales para determinar si existe vida microscópica en Marte.

McEwen dijo que él cree que la posibilidad de vida en Marte es "muy alta" aunque sería a nivel microbiológico y en su superficie.

La presencia de agua líquida también podría hacer que la vida fuera más sencilla para los astronautas que visitaran o vivieran en Marte. El agua podría usarse para beber así como para generar oxígeno y combustible. La meta de la NASA es enviar humanos al planeta rojo en 2030.

La evidencia consiste en imágenes de corrientes oscuras y estrechas en la superficie marciana que tienden a aparecer y crecer durante los meses más cálidos de Marte y se desvanecen durante el resto del año.

Marte es extremadamente frío, incluso durante el verano y los arroyos están en lugares donde la temperatura desciende hasta -23 grados Celsius (-10 grados Fahrenheit), pero la sal puede reducir el punto de congelación del agua y hacer que se derrita el hielo.

La fuente del agua es un misterio. Los científicos señalaron que podría ser hielo derretido, un acuífero subterráneo, vapor de agua de la pequeña atmósfera marciana o una combinación de éstos.

McEwen dijo que parece haber un "volumen importante", de agua y conjeturó que podría llenar varias albercas olímpicas, pero que su distribución es pequeña.

Los arroyos fueron vistos por la cámara telescópica de alta resolución del Mars Reconnaissance Orbiter. Otros instrumentos a bordo detectaron marcas químicas de compuestos de sal mezclados con agua.

Michael Meyer, el principal científico para el programa de exploración de la NASA, dijo que la única manera de saber definitivamente si hay vida en Marte es recolectar rocas y suelo para su análisis en la Tierra, algo que hará una sonda estadounidense que despegará en 2020.

Ahora que los científicos saben qué es lo que están buscando, se hará una revisión mejor y más metódica, dijo Green.

El Marte de la actualidad no se parece nada al antiguo. Hace 3.000 millones de años y más, el vecino más parecido a la Tierra tenía un océano enorme, pero algo radical pasó pero eso sigue siendo un misterio.

En 2008 la sonda Phoenix de la NASA aterrizó en marte y confirmó la presencia de hielo en la superficie. El Mars Reconnaissance Orbiter ha recorrido el planeta desde 2006.

___

En internet:

NASA: http://mars.nasa.gov