El empresario venezolano-paraguayo Carlos Gill informó que adquirió la mitad de una empresa ferroviaria en Bolivia y se mostró interesado en un proyecto de tren bioceánico que impulsa el presidente Evo Morales.

Gill informó la compra de 50% del paquete accionario de la Empresa Ferroviaria Andina al grupo estadounidense Genesee & Wyoming y es también principal accionista de la Empresa Ferroviaria Oriental, lo que lo convierte en el mayor operador ferroviario de Bolivia.

En ambas empresas tiene como socio al Estado boliviano. "Formamos parte importante de Ferroviaria Oriental y (tenemos) 50% de Ferroviaria Andina, en ambos casos el otro 50% está en manos de los fondos de pensiones" administrado por el Estado, dijo.

Gill también se mostró interesado en el proyecto de tren bioceánico que impulsa el gobierno. "Una parte significativa de la red bioceánica la conforman las dos grandes líneas ferroviarias la oriental y la andina. Con algunas variantes son una base importantísima para lograr el proyecto definitivo" del tren bioceánico, dijo en una entrevista el domingo con el diario La Razón, del que es propietario.

Morales ha planteado a su homólogo peruano Ollanta Humala modificar el trazo inicial del futuro tren bioceánico de 4.700 kilómetros que unirá Brasil con los puertos del Pacífico en Perú que será financiado por China para potenciar el comercio con el gigante asiático.

El mandatario boliviano ha propuesto que el futuro tren bioceánico pase por Bolivia, pero Humala dijo que no se ha tomado una decisión.

En Bolivia el ferrocarril andino une las ciudades andinas de Bolivia con el norte argentino y chileno y es ruta de exportación de minerales. La red oriental une Santa Cruz, la región agroindustrial más grande, con Brasil; pero no están unidos entre sí.

Accionista principal del conglomerado químico Corimón de Venezuela y con importante participación en más de una decena de compañías en cuatro países Gill, de 59 años, dirigió su mirada a Bolivia hace una década. Comenzó comprando La Razón, uno de los grandes diarios del país que era crítico con Morales. Gill también tiene inversiones en el sector agrícola.

Nacido en Paraguay, el empresario vivió en Venezuela donde estudió odontología e impulsó exitosos proyectos empresariales en diversos rubros en varios países del continente.