El fondo soberano de Catar, una nación rica en combustibles, informó el lunes que está abriendo una oficina en Nueva York y que planea invertir 35.000 millones de dólares en Estados Unidos durante los próximos cinco años.

El anuncio por parte de la Autoridad de Inversiones de Catar (QIA por sus iniciales en inglés) representa un importante voto de confianza en Estados Unidos, un aliado clave de la pequeña nación árabe del Golfo Pérsico.

El fondo y otros inversores relacionados con el gobierno de Catar han invertido fuertemente en Europa en los últimos años, incluso en prominentes propiedades en Londres, el banco británico Barclays PLC y el equipo de fútbol Paris Saint-Germain.

Las tenencias del QIA incluyen una participación de más del 10% en la joyería de lujo Tiffany & Co., con sede en Nueva York.