Diecisiete personas se ahogaron el domingo de madrugada en el naufragio de su embarcación en aguas de Turquía cuando viajaban hacia la isla griega de Leros, según las autoridades turcas.

La Guardia Costera turca rescató a otros 20 refugiados sirios por la mañana, indicó el gobernador de la provincia de Mugla, Amir Cicek, a la agencia estatal de noticias, Anadolu. No había nadie desaparecido.

Los 37 sirios subieron al bote en Gumusluk, una ciudad turística en la península de Bodrum, explicó Cicek. El bote se hundió poco después de zarpar.

Se ha abierto una investigación sobre el incidente, señaló el gobernador.