Jo-Wilfried Tsonga se impuso a su compatriota francés Gilles Simon y estableció un récord el domingo, al coronarse por tercera ocasión en el torneo de Metz.

Tsonga demoró dos horas y 17 minutos para dar cuenta de Simon por 7-6 (5), 1-6, 6-2. Fue el duodécimo título de Tsonga en su carrera, con lo que alcanzó al propio Simon y a Richard Gasquet como los franceses con más cetros de individuales entre los tenistas que se encuentran en activo.

Ambos buscaban su tercer trofeo en Metz. Simon se coronó en esta ciudad del noreste de Francia en 2010 y 2013. En ese último año, doblegó a Tsonga, quien por su parte había obtenido el título en 2011 y 2012.

Simon se salvó de un match point cuando tenía el saque, pero momentos más tarde, Tsonga logró el quiebre y la victoria, gracias a otro error no forzado. La volea de derecha de Simon golpeó la parte superior de la red y salió de la cancha.

Tsonga recetó 16 aces, incluido uno a 222 kilómetros por hora, para colocarse arriba por 5-2 en el último parcial.

En el primer set, los dos contrincantes conservaron su servicio, aunque Tsonga se libró de seis break points en sus dos primeros games. Simon tomó una ventaja de 5-2 en el desempate pero Tsonga contraatacó, al ganar los cinco puntos siguientes para llevarse el set inicial.

Simon equilibró pronto el duelo, al tomar una ventaja de 5-0 en el segundo set, que se llevó dejando en cero a su rival en el último game.

"No creo que me haya relajado en el segundo set. Pienso que fue Gilles quien me presionó para que cometiera errores", consideró Tsonga. Su número de errores en los primeros dos parciales fue de 40.