El presidente de Venezuela Nicolás Maduro se reunió el domingo con su contraparte de Guyana, David Granger, para discutir el conflicto fronterizo entre ambos países.

Maduro y Granger se reunieron con la mediación del secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, en el marco de la Asamblea General de la ONU.

El encuentro anunciado el sábado por la noche, horas después que Granger dijo en una entrevista con The Associated Press que estaba dispuesto a reunirse con Maduro, siempre y cuando fuese por invitación de Ban y con la mediación del secretario general.

De todas formas, el mandatario guyanés dijo que la vía de la negociación a través de la ONU llegó a un callejón sin salida, y adelantó que su país acudirá a la Corte Internacional de Justicia.

"Estamos dispuestos a involucrarnos en negociaciones bilaterales, pero es un proceso inútil", dijo Granger el sábado, antes que se confirmara la reunión con Maduro. "No me interesa posar para una foto, me interesa que Venezuela retire su denuncia".

Venezuela demanda cerca del 40% del territorio de Guyana, que es rico en oro, bauxita, diamantes y otros recursos naturales. Los reclamos del gobierno de Maduro se intensificaron después de que una filial de la empresa Exxon Mobil Corp. anunció que hizo un descubrimiento significativo de petróleo en la zona marítima frente a la costa de Guyana.