Las autoridades rescataron a una niña, presumiblemente de nacionalidad mexicana, que estaba en poder de una mujer traficante de personas, quien se cree trataría de llevarla a un país de Europa con fines económicos, informó el domingo la Fiscalía General de la República.

La Fiscalía reportó que capturaron a Reina Dominguita Castrillo de González, de 53 años, "una reconocida traficante de personas de la zona oriental (del país)", a la que acusan del delito de privación de libertad agravada en perjuicio de una menor de edad.

Según la información, la niña de aproximadamente 2 años de edad, fue localizada y rescatada, en un procedimiento coordinado entre las autoridades de la Fiscalía con la Unidad Criminal Trasnacional de la Policía Nacional Civil y la Junta de Protección del Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia.

La mujer tenía a la menor en su casa, en el municipio de La Unión, a 183 kilómetros al sudeste de la capital, fronterizo con Honduras, "donde se logró advertir la situación de abandono en la que se encontraba y que presentaba bajo peso y un régimen de alimentación no adecuado para su edad", dijeron las autoridades.

La Fiscalía dijo en su informe que la mujer no presentó ningún documento que acreditara la identidad de la niña y su relacional parental, y además no supo justificar su procedencia y las razones por las cuales la tenía bajo su custodia.

La Fiscalía informó que las autoridades mexicanas se han enterado del caso, ya que ellos tienen activa una alerta en su portal AMBER, cuyas características hacen creer que podría tratarse de la misma menor que habría desaparecido de México en julio del presente año.

La Fiscalía solicitó al Juzgado Primero de Paz de La Unión la instrucción formal con detención provisional de la imputada por el delito de privación de libertad, y solicitó se les autorice realizar pruebas de ADN con los padres mexicanos que han denunciado la desaparición de su hija, o con algunos otros que podrían considerarse ofendidos.

La niña se encuentra en resguardo de las autoridades competentes y la Fiscalía dijo que continúa con las investigaciones a fin de determinar cuáles eran los propósitos reales de la imputada para la privación de la libertad de la menor.