Irán, Egipto y Pakistán dijeron el domingo que han identificado decenas más de cadáveres de una fatal estampida de peregrinos musulmanes en la que murieron más de 700 personas en Arabia Saudí.

La televisión estatal iraní elevó el saldo de peregrinos iraníes muertos de 155 a 169. Más de 300 iraníes siguen desaparecidos y alrededor de 100 fueron heridos en la tragedia en la Meca.

La mayor cifra de víctimas identificadas hasta ahora es de Irán, que ha acusado a Arabia Saudí de manejar mal el peregrinaje anual de hajj y ha prometido emprender acciones legales contra el país.

Las autoridades saudíes dicen que al menos 769 personas murieron cuando dos largas olas de peregrinos convergieron en un calle estrecha el jueves en los días finales del hajj. Los sobrevivientes dijeron que el encuentro causó que mucha gente se sofocase y eventualmente se pisoteasen entre sí.

El hajj este año atrajo a unos dos millones de peregrinos de todo el mundo, aunque en años previos ha atraído a más de tres millones sin incidentes mayores. Según la tradición, todos los musulmanes físicamente capaces deben realizar el peregrinaje alguna vez en sus vidas, y cada año la ocasión presenta un enorme reto logístico para el reino.

Por tercer día consecutivo, iraníes protestaron en las afueras de la embajada saudí en Teherán, coreando lemas contra la familia real Al Saud, que supervisa el peregrinaje. Manifestantes corearon: "Mataré a quienes mataron a mis hermanos". Y demandaron el cierre de la embajada.

Irán, mayormente chií, y Arabia Saudí, suní, están divididos en torno a una serie de asuntos regionales, y respaldan a partes opuestas en las guerras en Siria y Yemen.

El Ministerio de Asuntos Religiosos de Pakistán dijo el domingo que 36 connacionales murieron en la estampida, el doble del saldo ofrecido previamente. El ministerio agregó que 35 paquistaníes fueron heridos.

Mientras tanto, el ministro de asuntos religiosos de Egipto, Mohammed Mokhtar Gomaa, le dijo a la agencia noticiosa estatal MENA que 55 egipcios estaban entre los muertos. Dijo que otros 120 peregrinos egipcios estaban desaparecidos y 26 eran atendidos por sus heridas.