Vándalos causaron daños en una estatua del padre Junípero Serra en la Misión de Carmel, donde los restos del recién canonizado misionero están sepultados, dijo la policía.

El sargento de la policía de Carmel, Luke Powell, le dijo al periódico the Salinas Californian (http://bit.ly/1iDed39 ) que el incidente ocurrió el sábado por la noche, y que los vándalos dañaron estatuas, tumbas y señales, y arrojaron pintura verde y blanca en puertas.

La Misión dijo que una estatua de Serra y otras estatuas históricas en el patio fueron derribadas. Fotos colocadas en la página de la Misión en Facebook muestran que alguien escribió "Santo del Genocidio" en una piedra.

El viernes, el papa Francisco canonizó a Serra. El fraile español del siglo XVIII llevó la fe católica a California.

Muchos indígenas de la región dicen que las misiones separaron a sus antepasados de sus lenguas y culturas, y esclavizaron a aquellos que se convirtieron al cristianismo.