La periodista Flor Alba Núñez fue asesinada por las denuncias que hizo desde la emisora de radio en la que trabajaba contra Juan Camilo Ortiz, alias "El Loco", según la policía colombiana, que anunció su captura y lo acusa de asesinato.

A través de un comunicado emitido el sábado, la policía detalló que el presunto culpable fue interceptado por las autoridades en un puesto de control en la zona rural del municipio de El Palmito, en el departamento de Sucre. Las autoridades habían difundido las fotografías de dos sospechosos y ofrecieron una recompensa de hasta 100 millones de pesos por cualquier tipo de información que permitiera su detención.

La muerte de la periodista el 10 de septiembre causó un gran impacto en Colombia después de que una cámara de seguridad cercana a la emisora donde trabajaba grabó el momento en que un desconocido con un casco de motociclista puesto disparó contra la periodista por la espalda y se dio a la fuga.

El detenido tiene antecedentes penales: una condena cumplida por tráfico, fabricación y porte de armas de fuego en 2010, y recientemente había sido detenido por tentativa de homicidio. Por este caso le concedieron medida de aseguramiento en domicilio, la cual finalizó el pasado 9 de septiembre, una circunstancia que fue denunciada por la periodista. El presunto asesino además, está vinculado a otros crímenes, dijo la policía en un comunicado.

La informadora, de 25 años, trabajaba en la emisora de radio La Preferida Stereo y había recibido amenazas con anterioridad por haber publicado temas relacionados con algunos delincuentes capturados.

Este es el tercer asesinato de un periodista en Colombia en lo que va de año, tras las muertes de Luis Peralta Cuéllar, de la emisora Linda Stereo 95.1 FM, en el departamento de Caquetá, y Édgar Quintero, de Radio Luna, en el Valle del Cauca.