El ejército israelí atacó dos puestos militares sirios después que cohetes provenientes de Siria cayeron en territorio controlado por Israel.

El ejército dijo que los dos cohetes, que cayeron en el último par de días, eran disparos erráticos del conflicto en Siria. No causaron daños ni lesiones.

El ejército dijo que atacó los puestos militares el domingo con artillería. Dijo que hace responsable al ejército sirio "por cualquier agresión que surja de Siria".

Israel se ha mantenido en general al margen de la guerra en Siria. Pero el ejército ha respondido al fuego cuando artillería o proyectiles han caído en territorio que controla. Israel también ha llevado a cabo varios bombardeos contra presuntos cargamentos de armas destinados a sus enemigos.