El presidente estadounidense Barack Obama mantuvo una conversación telefónica el domingo con su par chilena, Michelle Bachelet, en la que transmitió sus condolencias por el terremoto ocurrido hace casi dos semanas y mostró su disposición a lograr avances en la negociación del tratado comercial transpacífico.

Ambos mandatarios charlaron brevemente sobre cuestiones económicas y bilaterales, según un comunicado emitido por la Casa Blanca. Entre ellos, la importancia de avanzar en las negociaciones del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TPP), destacando la necesidad de resolver las cuestiones pendientes para impulsarlo.

Además, el presidente Obama reiteró sus condolencias por las pérdidas humanas y la destrucción que causó el terremoto del 16 de septiembre, en el que 15 personas perdieron la vida y que dejó a más de 16.000 damnificados en el norte del país, según el último informe oficial.

Obama se interesó también por los trabajos de reconstrucción en la región de Coquimbo, la más afectada por el terremoto de magnitud 8,4.

Los presidentes también discutieron otros asuntos, como la agenda de la próxima Asamblea General de Naciones Unidas, o la conferencia sobre el futuro de los océanos que tendrá lugar en Chile a comienzos de octubre, que contará con la presencia del secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

En un comunicado emitido el domingo por la tarde, el canciller chileno, Heraldo Muñoz, valoró el llamado de Obama como "muy positivo", y añadió que próximamente se celebrará en Atlanta una reunión a nivel ministerial para evaluar si se puede cerrar el TPP.

"Chile siempre ha estado dispuesto a negociar constructivamente", afirmó el canciller, pero acotó que el país sudamericano continuará velando "por sus intereses y por nuestros sectores vulnerables, especialmente en materia de medicamentos biológicos, uno de los asuntos más sensibles para nuestro país".