El canadiense Milos Raonic ganó el domingo el Abierto de San Petersburgo con una esforzada victoria sobre el portugués Joao Sousa por 6-3, 3-6, 6-3.

El segundo preclasificado dominó el primer set, pero perdió en segundo cuando Sousa dio vuelta el partido.

Finalmente Raonic se impuso en el capítulo decisivo para ganar su primer título desde el Abierto de Washington en agosto de 2014.

El canadiense tiene todavía una ligera posibilidad de llegar al torneo final de la ATP que reúne a los ocho mejores en el escalafón. Está noveno, pero bastante lejos del octavo.

El Abierto de San Petersburgo es un torneo en canchas de piso duro que regresó al calendario de la ATP en esta temporada después de una ausencia de un año. El año pasado fue trasladado a Israel, donde no pudo disputarse debido a violencia en la Franja de Gaza.