Con goles de Joaquín Sánchez y Rubén Castro, el Betis se repuso de un mal inicio el domingo y remontó para ganar 2-1 en cancha del Sporting de Gijón, que sigue sin vencer de local en la liga española.

En duelo entre dos equipos recién ascendidos, el bético fue el primero en encajar un gol, cuando el local Carlos Castro (17) decantó momentáneamente el marcador, pero reaccionó tras el descanso con tantos de Joaquín (46) y Rubén Castro (57), buenos para inaugurar su casillero de triunfos a domicilio y escalar provisionalmente al décimo lugar de la clasificación con ocho puntos por la sexta fecha del campeonato. El Sporting, con cinco unidades, marcha decimocuarto.

El Villarreal lidera la tabla con 16 puntos tras vencer el sábado 1-0 al Atlético de Madrid, actual quinto clasificado. El Barcelona está segundo con 15 unidades después de ganar 2-1 al Las Palmas, aunque perdió al astro argentino Lionel Messi por lesión durante los próximos dos meses. El Real Madrid igualó de local, 0-0 con el Málaga y está tercero con 14 puntos. El Celta, que igualó 1-1 con Eibar, marcha cuarto.

La jornada sigue por la tarde con los partidos Deportivo-La Coruña-Espanyol, Getafe-Levante y Real Sociedad-Athletic de Bilbao.

El Sporting afrontó la visita del Betis con el cuchillo entre los dientes y pronto encontró la grieta por el flanco izquierdo de la defensa andaluza, que permitió que Jony Rodríguez recibiera dentro del área, aguantara al defensor, midiera la distancia con el arco y obligara a una espectacular atajada mano cambiada de Antonio Adán, quien pudo desviar la pelota al travesaño.

Pero el arquero visitante ya nada pudo hacer en el segundo arribo sportinguista, gestado en aventura individual de Alen Halilovic y descarga para Castro, quien sorteó la débil marca de Bruno González en media vuelta y definió con el interior de su zurda.

Tras otra llegada del lateral Alex Menéndez bien resuelta por Adán, el Betis reaccionó por vía de Castro, quien obligó por vez primera a una parada de Alberto García.

Pero el aviso se tornó golpe de teatro en el partido, y los visitantes igualaron nada más iniciarse la segunda mitad, cuando Alvaro Cejudo robó un balón en territorio rival, colgó para Castro y este devolvió de cabeza a Joaquín, quien empujo también con la testa.

Tanto Castro como Jony buscaron la reacción gijonesa, este último con un zapatazo que Adán envió a tiro de esquina, pero el arquero originó el segundo tanto del Betis al blocar el centro resultante y lanzar el contragolpe de Castro, rápido para zafarse de la defensa y batir a García con un obús al rincón.

"Sabemos que en la primera parte no estuvimos bien y que debíamos dar un paso adelante en la segunda, y eso hicimos. Con suerte de marcar pronto, pero aprendimos de los errores y vimos al Betis que queremos todos", analizó Joaquín.