Deontay Wilder lanzó una andanada de golpes a la cabeza de Johann Duhaupas para vencer finalmente su resistencia a los 55 segundos del onceavo asalto para retener su título del Consejo Mundial de Boxeo el sábado por la noche.

Duhaupas sufrió un corte en el puente de la nariz en el primer episodio y después de eso Wilder (35-0) se concentró casi exclusivamente en atacar la cabeza y cara del retador francés.

Pese a recibir una buena cantidad de golpes Duhaupas (32-3) rara vez se echó para atrás. En el quinto asalto estuvo cerca de caer pero fuera de eso no pareció estar en problemas por la arremetida.

No fue sino hasta que Wilder descargó nueve golpes consecutivos a la cabeza del retador a principios del onceavo round que el referí detuvo el combate.

"Fue muy fuerte. Sin duda tiene una buena quijada", dijo Wilder. "Ahora veo por qué nunca antes lo habían noqueado".

Wilder no salió sin huellas de la batalla ya que también sufrió un corte que provocó una notable hinchazón bajo su ojo izquierdo desde el cuarto episodio.

El campeón conectó 326 golpes en el combate por sólo 98 del francés. Wilder ganó todos los episodios en las tarjetas de los jueces con excepción del cuarto, que dos jueces le dieron a Duhaupas; sólo en ese asalto el campeón pareció estar a la defensiva.