El eje frontal izquierdo del vehículo anfibio involucrado en un accidente mortal en Seattle "se desprendió", pero los investigadores informaron el domingo que no saben si estaba dañado antes del choque contra un autobús rentado que causó la muerte de cuatro estudiantes internacionales.

El miembro de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), Earl Weener, informó que el eje será enviado a un laboratorio federal para mayor examinación.

Weener agregó que es muy pronto para determinar si el eje estaba dañado o si la falla sucedió antes del choque.

Los testigos informaron que vieron que el neumático del vehículo anfibio "se bloqueó" el jueves cuando viró en dirección del autobús que transportaba a los estudiantes internacionales sobre un puente. Cuatro estudiantes del North Seattle College originarios de Austria, China, Indonesia y Japón murieron.

"El eje izquierdo frontal se desprendió y aún desconocemos el motivo", informó Weener en una conferencia de prensa.

Los investigadores también examinan el autobús alquilado y otros dos vehículos involucrados en el accidente: una camioneta tipo pickup y otra deportiva. Weener añadió que los investigadores determinarían lo que los choferes del vehículo anfibio y el autobús rentado hacían los tres días previos al accidente.

Se calcula que la averiguación federal tarde meses y Weener informó que "es demasiado pronto para decir algo sobre una causa probable".

La investigación está siendo seguida por otros operadores de los muy populares tours en vehículos anfibios.

"La seguridad siempre es una preocupación", dijo Cindy Brown, de Boston Duck Tours. "Cuando algo sucede en la industria, todos estamos muy informados".

Brown indicó que su operación no ha cambiado procedimientos, pero los propietarios y departamento de seguridad evaluarían la situación al finalizar la investigación federal.

Es la primera vez que la NTSB supervisa un choque en tierra de los vehículos anfibios, que los críticos dicen que son demasiado peligrosos para las calles de la ciudad. La agencia federal ha analizado estos vehículos en varias ocasiones cuando se han accidentado en agua.

Mientras tanto, 15 personas permanecen hospitalizadas en el centro médico Harborview, informó la vocera Susan Greggs. Una persona permanece en condición crítica, ocho en condición seria y seis en condición estable, agregó.