Las autoridades reabrieron el sábado la segunda de las dos playas en Los Angeles que fueron cerradas luego que las olas arrojaran agujas hipodérmicas, condones y aplicadores de tampones en ambos lugares.

La playa Dockweiler State fue reabierta el sábado en la tarde, mientras que la de El Segundo el viernes en la tarde.

Un gran número de bañistas buscó las olas en la playa Dockweiler después del anuncio cuando las temperaturas alcanzaban en la zona los 26,6 grados centígrados (80 F) debido a una onda de calor inicial de otoño.

Cuando los materiales de desecho fueron advertidos el miércoles, la playa Dockweiler fue cerrada de inmediato y la de El Segundo al día siguiente. También se detectaron niveles excesivos de bacterias en el agua.

La portavoz del Distrito Sanitario, Tonya Durrell, dijo que los trabajadores retiraron al menos 91 kilogramos (200 libras) de desechos en las playas.

Las autoridades creen que estos desechos salieron de una tubería que pertenece a la Planta de Reciclaje Hyperion, que pertenece a la ciudad.