El gobierno de España solicitará a SEAT, filial de Volkswagen, la devolución de subsidios que le fueron concedidos para que fabricara "vehículos eficientes", anunció el sábado el ministro de Industria, Energía y Turismo del país ibérico.

José Manuel Soria expresó confianza en que SEAT indique al ministerio la cifra de vehículos que fabricó y vendió dentro y fuera de España que estaban provistos con un dispositivo electrónico que altera el funcionamiento de los motores diésel para que pasen las pruebas de emisiones.

El funcionario no precisó la cantidad de dinero que SEAT debe regresar al gobierno.

El Grupo Volkswagen ha dado garantías de que mantendrá sus inversiones en España y que el escándalo sobre las emisiones no afectará las actividades ni los puestos de trabajo de la compañía en España, afirmó Soria.

SEAT señaló el sábado en un comunicado que nombró a Luca de Meo como su nuevo director general y que el Grupo Volkswagen ha mostrado su confianza en España, como lo demostró una inversión reciente de 3.300 millones de euros (3.700 millones de dólares) en instalaciones de investigación y desarrollo en el país.

Volkswagen ha reconocido que los dispositivos de engaño están instalados en los motores diésel de la firma. Esos dispositivos activan los controles anticontaminación cuando los vehículos son sometidos a prueba de emisiones y se apagan en tránsito normal.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) indicó que unos 500.000 vehículos en el país, como los modelos Jetta, Golf, Beetle, Passat y Audi A3, utilizaban el dispositivo de engaño.

Volkswagen informó que cerca de 11 millones de vehículos en el mundo utilizan los motores EA 189 provistos con el dispositivo computarizado de engaño.

SEAT, que utiliza motores Volkswagen y tiene su sede en Barcelona, detalló que exporta el 80% de su producción de vehículos. La compañía dijo que obtuvo casi 7.500 millones de euros (8.400 millones de dólares) en 2014 "con la venta mundial de 390.500 unidades".

El Grupo SEAT aseveró que cuenta con 14.000 empleados y tres centros de producción en el noreste de España, donde fabrica los modelos Ibiza y Leon.

Además, SEAT produce el modelo Alhambra en Portugal, el Toledo en la República Checa y el Mii en Eslovaquia.