Lionel Messi cayó lesionado el sábado en el partido del Barcelona contra el Las Palmas en la liga española y abandonó el terreno de juego a los nueve minutos, tras dolerse de la rodilla izquierda en un choque fortuito con un contrario.

Messi se tiró al piso dolorido tras intentar un remate escorado a los siete minutos y se tocó la parte afectada. En un primer instante, con la grada del Camp Nou compungida por las evoluciones del astro argentino, intentó reincorporarse tras ser atendido en la banda y una breve charla con los médicos azulgranas.

Mientras el técnico Luis Enrique hizo calentar a Munir El-Haddadi, Messi regresó a la cancha y pidió al entrenador que aguantara el cambio. Pero, al primer balón que tocó, el rosarino se dio cuenta de que no podía seguir, se sentó sobre el césped y se bajó la media de la pierna izquierda, con aparente inflamación de la rodilla, mientras sus compañeros le rodeaban preocupados.

Messi abandonó a continuación el terreno de juego por El-Haddadi, mordiéndose la camiseta y con gesto visiblemente contrariado, y se dirigió a la zona de vestuarios para recibir atención médica.

El Barcelona marcha cuarto en el campeonato con 12 puntos por la sexta fecha y recibe el martes al Bayer Leverkusen por la Liga de Campeones.