California ha emitido más de medio millón de licencias de manejo a inmigrantes que residen en el país sin permiso, bajo un programa que inició este año.

Armando Botello, un vocero del Departamento de Vehículos Motorizados del estado (DMV por sus iniciales en inglés), dijo el viernes que esa importante cifra fue alcanzada la semana pasada.

El estado espera emitir 1,4 millones de licencias de conducir a inmigrantes sin permiso de residencia en los tres primeros años del programa, el cual tiene como objetivo hacer que los caminos sean más seguros y facilitar la vida a los inmigrantes.

Las nuevas licencias generaron inicialmente enorme interés, con largas filas en el DMV durante enero y febrero.