El máximo organismo del fútbol inglés suspendió un partido al defensa brasileño Gabriel Paulista, del Arsenal, tras admitir una acusación de conducta inapropiada.

Gabriel, de 24 años, fue expulsado durante la derrota por 2-0 frente al Chelsea después de un altercado con el delantero Diego Costa.

Arsenal apeló con éxito esa falta, que habría generado una suspensión de tres juegos para el brasileño.

Sin embargo, la Asociación del Fútbol impuso un castigo a Gabriel por haberse negado a abandonar la cancha inmediatamente después de recibir la tarjeta roja. Ahora se perderá el viaje del Arsenal a Leicester el sábado.

El organismo multó además a Gabriel con poco más de 15.000 dólares.