El papa Francisco no fue el único que tomó agua del vaso que utilizó durante su discurso ante el Congreso.

El legislador demócrata Bob Brady, católico de Filadelfia tuvo la iniciativa de tomar del mismo líquido en el mismo vaso cuando el pontífice salió del recinto.

Brady dijo al diario Philadelphia Daily News (http://bit.ly/1iQthvf ) que se llevó el vaso a su oficina y bebió un sorbo. Hicieron lo mismo su esposa, Debra, y otros dos de sus colaboradores, agregó.

El representante dijo que invitó al despacho al senador federal Bob Casey, de Pennsylvania, también católico. Señaló que Casey, su esposa, y la madre de Casey mojaron sus dedos con el agua.

Brady dijo que guardó el resto del líquido para bendecir a sus cuatro nietos y su biznieta.

___

Con información del periódicio The Philadelphia Daily News

http://www.philly.com