La Policía Nacional colombiana reportó el viernes el decomiso de 308 kilogramos de cocaína que estaban escondidos en bultos de papa.

La incautación se produjo en un camión que fue inmovilizado por las autoridades en el departamento de Córdoba, al noroeste de Bogotá.

Según un comunicado de prensa de la Policía Antinarcóticos, en los mercados internacionales esos 308 kilogramos pueden llegar costar más de 10 millones de dólares.

En el operativo se detuvo a dos personas que fueron puestas a disposición de las autoridades judiciales para que respondan por delitos relacionados con el tráfico de drogas.

La policía indicó que en lo que va del año se ha incautado de 122,5 toneladas de cocaína en todo el país.