Una caída en las acciones del sector de atención de la salud empujó el viernes al mercado bursátil a su tercera semana con pérdida en este mes.

Las acciones se habían estado negociando sólidamente al alza durante la jornada, con avance para las emisoras de bancos, aseguradoras y firmas de corretaje después de que la presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen dijo que la junta del banco central probablemente incrementará las tasas de interés este año. La mayor parte de sus ganancias cedieron por la tarde cuando una liquidación en acciones de empresas farmacéuticas empujó a la baja al sector de atención de la salud.

El mercado de valores ha estado volátil durante las últimas seis semanas debido a preocupaciones respecto al impacto de la desaceleración del crecimiento económico de China y otros mercados emergentes, así como por la incertidumbre sobre el panorama para las tasas de interés. La liquidación registrada la tarde del viernes empujó a las acciones a su tercera semana de pérdidas de las últimas cuatro.

"Éste es un mercado peligroso que aún está en busca de dirección", dijo Jerry Braakman, director de inversión de First American Trust, una empresa de manejo de inversión. "Aunque Estados Unidos continúa mejorando, fuera de Estados Unidos está sencillamente aterrador", comentó.

El índice Standard & Poor's 500 bajó nueve décimas de punto, o menos de 0,1%, cerrando a 1.931,34. El promedio industrial Dow Jones ganó 113,35 unidades, o 0,7%l. a 16.314,67. El indicador compuesto Nasdaq cayó 47,98 puntos, o 1%, a 4.686,50.

El S&P 500 terminó la semana con pérdida de 1,4%, el Dow retrocedió 0,4%.

Las acciones de empresas farmacéuticas comenzaron su descenso el lunes cuando la precandidata presidencial demócrata Hillary Rodham Clinton prometió detener la "especulación de precios" en esa industria. El sector de atención de la salud, largamente favorito de los inversionistas, terminó la semana con su peor desempeño en más de cuatro años.

El mercado inició la sesión con ganancias sólidas al ser alentados los inversionistas por un reporte que mostró que el ritmo de crecimiento de la economía estadounidense fue más acelerado en la primavera de lo que se calculó previamente.

La economía de Estados Unidos creció a una tasa anualizada de 3,9% en el segundo trimestre del año, arriba del estimado previo de 3,7%, reportó el viernes el Departamento de Comercio. La fortaleza provino de aumento en el gasto del consumidor, en inversión empresarial y construcción de vivienda.

Las compañías financieras obtuvieron impulso después de que Yellen señaló que la Fed probablemente aumentaría las tasas de interés este año. La presidente del banco central sugirió que la debilidad de la economía mundial no será suficientemente significativa para alterar los planes de la institución de incrementar su crucial tasa de interés a corto plazo --la cual se encuentra en cero-- para diciembre. Tasas de interés a niveles bajos históricos desde la crisis financiera global de 2008 han sido un beneficio para las acciones, apuntalando un mercado alcista durante seis años y medio.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años aumentó a 2,16%, de 2,13% del cierre previo.

El precio del petróleo estadounidense de referencia aumentó 79 centavos, cerrando a 45,70 dólares por barril en el mercado de materias primas de Nueva York. El crudo Brent ganó 43 centavos, para cerrar a 48,60 dólares por barril en Londres.