La policía malasia anunció el viernes la detención de tres hombres, dos de ellos extranjeros, para ser interrogados por su posible implicación en tramas terroristas, después de que las embajadas de Estados Unidos y Australia difundieran advertencias sobre un posible atentado en una popular calle de mercado en Kuala Lumpur.

Un hombre Malasio, un indonesio y un sirio, de entre 30 y 51 años, fueron detenidos el jueves como parte de una operación antiterrorista que continuaba en marcha, señaló el subdirector de la policía nacional, Noor Rashid Ibrahim.

Uno de ellos visitaba a menudo Yemen y había entrado en malasia pocos días antes, añadió. No se dieron detalles sobre los otros dos detenidos.

"Hay una investigación en curso para determinar si los tres están implicados en cualquier plan para atentar en Malasia", indicó en un comunicado.

La policía reforzó la seguridad en lugares públicos y otros puntos estratégicos, añadió.

La embajada estadounidense emitió el jueves por la noche una alerta en la que afirmaba tener información creíble sobre amenazas e instaba a sus ciudadanos a evitar la calle Alor, situada en el cinturón comercial del centro de la ciudad, y sus aledaños.

Varias organizaciones terroristas han planeado atentados en el pasado para que coincidan con fechas significativas, señaló el comunicado sin dar más detalles.

Por su parte, la embajada australiana difundió una alerta similar a sus ciudadanos basada en la advertencia estadounidense.

Malasia ha detenido en los últimos dos años a más de 100 partidarios del grupo Estado Islámico, algunos de los cuales supuestamente tramaban ataques en el país. Entre los sospechosos había funcionarios y miembros de las fuerzas de seguridad.

Los detenidos fueron acusados de delitos como recaudar fondos para los milicianos, reclutar a ciudadanos malasios y obtener armas para atentados contra Kuala Lumpur y otros puntos estratégicos, señaló la policía. No se han registrado atentados en Malasia.