El director de la agencia de asuntos nucleares de Naciones Unidas arremetió el jueves contra los críticos que cuestionan la decisión de permitir que los expertos iraníes sean quienes tomen las muestras con las que se busca determinar si su propia nación trabajó clandestinamente para desarrollar armas atómicas, diciendo que está convencido de que el proceso fue impecable.

Yukiya Amano habló con The Associated Press menos de una semana después de confirmar que los iraníes realizaron la toma de muestras ambientales en el sitio donde presuntamente ocurrieron tales experimentos. El personal de su Agencia Internacional para la Energía Nuclear (IAEA, por sus iniciales en inglés) normalmente realiza el trabajo de revisar los equipos y tomar muestras de suelo y aire en sitios donde se sospecha que se realizaron actividades nucleares clandestinas.

Tras señalar que los iraníes estuvieron bajo un riguroso monitoreo de la IAEA, Amano agregó que confía "hasta ahora" en que las muestras son genuinas. El jueves, sin embargo, pareció ir más allá. Aunque se negó a decir qué tan lejos ha llegado el análisis de laboratorio de su agencia, señaló que él está "muy seguro de que (...) las muestras son auténticas".

La supuesta prueba de detonadores de explosivos para una bomba nuclear en el sitio militar de Parchin es uno de aproximadamente una decena de experimentos vinculados a un arma semejante que la IAEA ha estado tratando de probar durante más de una década. Irán niega haber trabajado en tales armas y afirma que su actual programa nuclear tiene la única intención de generar electricidad y de ser aplicado en ciencia y medicina.

Pero a Teherán le interesa colaborar en una valoración final de la IAEA sobre las acusaciones el 15 de diciembre. El reporte será integrado al acuerdo nuclear del 14 de julio entre Irán y seis potencias mundiales y ayudará a determinar si se levantarán todas las sanciones impuestas a Teherán por su programa nuclear.

Amano, quien se reunió el fin de semana en Teherán con el presidente Hassan Rouhani y otros funcionarios iraníes de alto rango, dijo que ellos están ansiosos por finalizar la investigación "y les gustaría que se acelere más el proceso".