El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves que junto a su par guyanés David Granger fue citado por el secretario general de Naciones Unidas para sostener en Nueva York un encuentro cara a cara en medio de una amarga diatriba entre ambos países por una vieja disputa territorial.

"Yo voy saliendo a Nueva York... en la madrugada, a cumplir y a llevar la verdad de Venezuela", dijo Maduro durante un acto televisado de entrega de viviendas. "Me ha citado el secretario general de la ONU y ha citado al presidente de la republica cooperativa de Guyana, David Granger, face to face (cara a cara), como dicen".

La reunión con Ban Ki-moon se realizará durante el desarrollo de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

El territorio disputado, conocido como El Esequibo, es una región de 159.500 kilómetros cuadrados rica en oro, bauxita, diamantes, maderas y petróleo que abarca alrededor de 40% del suelo de Guyana que Venezuela reclama como suyo desde 1897.

En los últimos meses han surgido tensiones entre Caracas y Georgetown a raíz de las exploraciones petroleras que realiza una subsidiaria de la estadounidense Exxon Mobil, por decisión del gobierno guyanés, en un área en disputa frente a la costa norte de Suramérica.

Maduro ha acusado a Granger de ser "un provocador" que "está haciendo como títere, manipulado por factores de las transnacionales petroleras y del Pentágono (estadounidense)" para avivar las tensiones por la disputa del territorio.

El gobierno guyanés, por su parte, repetidamente ha acusado a Venezuela de "frenar" el desarrollo de su país y recientemente denunció un supuesto despliegue de tropas venezolanas en la región fronteriza. El gobierno de Maduro rechazó la denuncia.

El presidente Granger también ha dicho que pedirá ante la Asamblea General de la ONU la intervención de la Corte Internacional de Justicia para resolver una disputa fronteriza con Venezuela.

El gobierno de Guyana sostiene que no quiere ya que la disputa territorial sea manejada por un mediador de Naciones Unidas por considerar que esta instancia no ha solucionado el problema desde que estalló hace tres décadas.

"Espero que el presidente de Guyana vaya (al encuentro), no tiene excusas para no ir. Yo le voy a dar la mano con afecto y respeto y vamos hablar nuestras cosas como hablé el lunes en Quito con el presidente (colombiano Juan Manuel) Santos y miren, ya canalizamos un conjunto de temas claves" para definir las políticas que se desarrollarán para atender los problemas fronterizos, resaltó Maduro.

El reclamo de Venezuela se enmarca en su desconocimiento del llamado Laudo Arbitral de París de 1899 mediante el cual Gran Bretaña despojó a Venezuela "ilícitamente" del Esequibo al establecer de manera arbitraria los límites fronterizos de la ahora excolonia británica y este país.

En 1966, Venezuela y Guyana firmaron en Ginebra un acuerdo por el cual convinieron en buscar una solución práctica y pacífica a la disputa territorial, bajo el auspicio de Naciones Unidas.

Sin dar detalles, Maduro adelantó que durante su estadía en Nueva York tiene además "un conjunto de reuniones con jefes de Estado de la OPEP, de Unasur y de la Celac".